NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

05 octubre 2006

UN POEMA Y UN DOLOR

Mi amigo Luis sabe porqué


Hojas de amanecer
y hojas de ocaso,
así se desploma la tarde de piedra
sobre la piedra de la serranía.
Y en la luz de los álamos,
cómo entender la vida
en la luz de los álamos,
sobre la piedra de la serranía,
donde se desploma la tarde de piedra,
hojas de amanecer
y hojas de ocaso.


Y esto de propina
DOLOR

Anoche no anduvo por las calles, o no pasó por la mía, la noche que trae la calma. Me despertó tu dolor por el desvarío de un mundo que no te conoce. Que sólo te nombra y no sabe que tú eres isla errante y libre. Que hablas de día con las estrellas, cuando los hombres miran al cielo y no logran verlas. Cuando el viaje de los hombres no es otra cosa que naufragio llegan a tu costa centenares de alacranes. Y es su alma la que ensucia tus aguas, la que edifica en tus arenales hoteles de espinas para sus vacaciones otoñales. Y desde esta soledad desde donde te descubro una vez entre otros navegantes, de nada me sirve la palabra. Sólo si el sueño quiere llegaré a tu orilla y te llevaré conmigo. Remontaremos el curso del río. Nos quedará la hermosura de la posada de la tierra, allí donde nace una lágrima necesaria para sentirnos, para continuar abrazados en un mundo que arrasa la calma y tiñe de tristeza la espuma de las aguas. Tengo tu dolor en un abrazo. Tengo todo el amor que soñé en un instante irrenunciable y a la deriva. Salimos al mar y poco importa si dejamos o no la puerta abierta.

2 comentarios:

luis garcia dijo...

Cómo entender la vida. El verso que enlaza, en mitad del camino, las dos no respuestas y, sin embargo,ayuda a que todo sea más claro y a entender que la forma, en su aspecto más formal, tan solo es una parte del contenido.En efecto, sé por qué, y como un regalo desvelado lo tomo. Una vez más, gracias, y, ¡además, eres tú el que me das propina! Extraordinario

frida dijo...

Poema, el primero y el último grano de arena de un reloj, de arena.