NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

13 febrero 2007

DESENGAÑO











No otra, sino tú,
conocerá las calles
donde el amor anduvo solitario,
y el imborrable azogue del tiempo.

No otra sino tú,
forjó celdas de amor y ensueño
para la libertad del alma.

Amiga que lamentas tanta sombra,
llegarás al lugar ineludible
donde los sueños nunca cobraron vida.
Pero no otra,
sino tú,
sabrá del tiempo
hasta su último instante.
Y sin otra huída que el silencio,
sabrás de ti y no de otros,
cuánto amor por vivir
se fundió como niebla en el aire,
en los labios, tal vez de los otros,
sino de ti.

4 comentarios:

anna@hotmail.com dijo...

ES BONOTO PERO TAMBIEN TRISTE

paco dijo...

Anna. No sé si es triste pero si así fuera, aflora en sus versos una no sé si realidad, cuanto menos sentencia, pero si un sentimiento ineludible.

Paco

Tarántula dijo...

Me ha encantado este poema, y te digo, soy super exigente. Un saludo y una reverencia ante un poema tan hermoso como este.

PACO dijo...

Tus palabras me hacen feliz, ¿qué más puedo pedirle a la vida?

Un abrazo
Paco