NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

16 marzo 2007

JUEVES



No escuches lo que te diga la gente. Ellos necesitan líneas rectas, no entienden la sed de las dunas. Se hacinan en ciudades y miran asustados pasar las tormentas como soledades. Cruza sin mirar y no te detengas en los parques. No escuches, amor, mas que el canto de los hilos del arpa que ha de callar en el día la canción del alma. Yo te estaré esperando.

No hay comentarios: