NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

14 marzo 2007

MARTES

Hoy soñaré contigo. Sabes, amor, yo puedo soñar lo que tu quieras. Puedo, si tú quieres, llamarte por silencios. Dibujar sin espacio un beso en el infinito y llamarte por el nombre de todo aquello que amamos. Puedo ser en ti solo la duda que nada importa y escribirte en los versos de la noche, junto al árbol de las sombras, allí, amor, donde un día nos conocimos. Allí donde estuviste sin mí. Allí donde sin ti creía entender el tiempo

No hay comentarios: