NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

24 abril 2007

de CANCIÓN DEL ALMA


Y espero quizá ver más allá de ese atardecer
que hoy podría moldear con mis manos.
Tantas veces construimos sin saberlo,
sin quererlo siquiera, mundos
y lugares que un buen día nos desconocen,
hombres, calles que son claridad
y soledades para sobrevivir,
para sentir el hálito que desde este tejado
parece respirar la ciudad.

Quizá esperas ser más allá de este atardecer,
siempre hermoso y siempre inquieto
a los ojos del que sueña en vencer
su batalla siempre ingenua con el tiempo.

Nada se extravía en un viaje.
Como un ralo instante de humo,
nada vuelve, todo nace hacia la muerte,
tan sólo amarse es inevitable.

5 comentarios:

Matasanos dijo...

Ya veo que estamos deacuerdo y a la vez en desacuerdo con Descartes :)
Amo luego existo..deberia ser jeje

(Me tomo al libertad de hacer mios estos versos, o la libertad de ser suyo y no tuyo) De entre todos, creo que me imanto.

Salud!

Matasanos dijo...

Porcierto, espero tu mail. A déu

Sirena dijo...

Preciosos versos, precioso blog. Un saludo..

PACO dijo...

¿Qué correo es el que esperas? Te escribí amplia y extensamente. ¡No me digas que no lo has recibido!

Paco

Matasanos dijo...

Mucho em temo que...A que correo lo enviaste? Hace días que no recibo nada, pensaba que tendrias trabajo. Lo siento. Haver si averiguamos que es lo que pasa.