NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

19 junio 2007

LA MARCHA


Hay hombres que entienden los parques como un atajo para cambiar de calle y mares que no dejan morir a los ríos, los matan. Qué largos son los caminos sin polvo y que hermosas las noches en ti. Como ala de mariposa te fuiste para no volver, como cada noche,; y te quedaste como beso que en la oscuridad sigue latido. Solo pienso en llegar con todo aquello que amé hasta el final, allí donde la penumbra de la última farola deja atrás una ciudad donde un día conocí la arena de los parques.

1 comentario:

Sirena dijo...

Tú haces que los días grises se conviertan en días coloreados, haces que tras un día de lluvia salga el sol. Me encanta como escribes. Lo sabes. Besos de agua...