NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

14 agosto 2007

DECIR ADIOS


Yo también hubiera querido pero cómo despedirse sin palabras, cómo empezar una nueva vida en la vida dejando atrás el alma de las cosas; dispersas como libros de poemas entre los muebles de tu habitación. Tu casa.
Cómo decirte que fue un amanecer, o un atardecer, ya no me acuerdo. No guardo nada de ningún tiempo que pueda hacerme olvidar. Sé que, como hoy, por los campos recién segados de amarillo dispersaban balas de paja como dibujando la noche de centeno estrellada. Mi mendigo fue creciendo hasta desleírse como un espantapájaros azuzado por un fuerte viento. Por eso me fui, para un día volver como alma de girasoles. Por entender que más allá del resplandor del sol, en verdad son irremediablemente lo mismo, cuando no hay palabras.

4 comentarios:

matasanos dijo...

Yo tambien acudo a tus ramas. Que remedio me quedara! Este sol mio aprieta y mi craneo no aguanta muchos arrebatos traidores. Mi cometido es reclutarlos, reunirlos para luego ilusionarlos y no supone un trabajo duro ni cansado. Aqui todos quisieramos en nuestra silenciosa memoria de niños que nos sorprendiera tu invitacion. el conflicto es el que te cuento ahora mismo: Existe un alma, valiosa pero oscura. Que se emociono bajo tus hojas como yo, como todos. ella quiso abrirte tambien y sin hacerme caso considera tu regalo no hecho para ella. Ayudame a cojer su mano escondida bajo un pesado manto, proteccion tirana de su vida a su vida. Despues se que soñara como todos icimos, pues es algo que seguro no gustara a todos. Maestros y alumnos, alumnos todos al fin y al cabo.

matasanos dijo...

Per cert...^^ Jo si que se qui ets far..un pto!

el far... dijo...

hola des del far...
escric aquest comentari davant de la mar, una petita caleta que em regala pau i sol...aqui no calen masses coses per ser feliç...es pot amb tot...i l'aire es fresc i net...i no tinc la necessitat de venjarme de res ni de ningu...nomes pau...
gracies paco per les teves paraules..
matasanos jo tambe t'envio un peto, pero jo si ke no se ki ets? jejejejeje
el far..

inter dijo...

Si algún día sucediese que con una vida tranquilamente segura viniera el ocaso de los besos, y acaso después, el desasosiego apresurado de añoranzas miles, qué enojo, qué inconveniente, qué manera atropellada de malgastar las palabras. ¿Queda otro remedio que mirar al sol de cara?