NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

13 septiembre 2007

CANCIÓN

Todas las historias del mundo en una sola.
Todo el tiempo del mundo en un segundo
y en un café de Barcelona,
una mujer, se acomoda
y saca flores de su boca;
y una paloma de plumas locas
vuela por el techo sin aire apenas
un ventilador despierta el eco
que acerca los hombres a las sirenas.

Y me pierdo frágil por los espejos
de los tendederos de sus ropas;
el mundo se hace tan pequeño,
todo cabe en un silencio.
Y la tarde extraña, por momentos,
se viste de otoño sin serlo,
y entre letreros de neón
que coronan los tejados
gatos pardos, y de color,
vagan persiguiendo sueños.
Y en un mar revuelto por la luna,
donde lo imposible toma cuerpo,
me atropella un sueño entre las rocas,
en el precipicio del silencio.

Todas las historias del mundo en una sola.
Todo el tiempo del mundo es el mismo dando vueltas
y en un café de Barcelona,
una mujer, y otra mujer, y otra mujer,
se acomoda y saca flores de su boca;
y una paloma de plumas locas
vuela por el techo sin aire apenas,
un ventilador despierta el eco
que acerca los hombres a las sirenas.

2 comentarios:

Judit dijo...

Oigo la música. ¿Donde fue?. En tantos momentos vividos...Te veo allí, guitarra en mano, alzando nuestras almas con tus versos.

PACO dijo...

Pocas veces me han dicho palabras tan hermosas y emotivas. Me hacen feliz. Un beso y hasta muy pronto.
Paco