NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

27 septiembre 2007

UN CIGARRITO ANTES DEL SUEÑO




Apenas si el calor de un cigarrito y pensarte allí donde descansa la mirada del mendigo. Pronto llegará el invierno a los parques. Recogerán las hojas el silencio de la noche sobre las encinas y volverás a la ciudad. Vivir es aprender a quererte en los lugares que he de dejar atrás. Y levantar el cuerpo, cansado del tiempo que no del camino, para andar la lentitud, la nostalgia que me lleve una noche más a ti. Y así, seguir juntos, hasta el último fulgor entre neblinas del tabaco.

No hay comentarios: