NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

08 noviembre 2007

DE MADRUGADA

De madrugada, oculto en la sombra de la mirada de los gatos, entre los reflejos del agua encharcada en el cemento, el mendigo duerme en un acantilado de la plaza mayor. Parece muerto en una carta de amor, caído de un verso que sueña, al acecho de un verso que busca aliento para descansar en un papel. Se sabe sueño de sí mismo y abre los ojos para acompañarse en la noche del abrazo de los faroles de gas. El barrio viejo tiene una bufanda de dragones y un eco de voces jóvenes que inventan nuevos mundos, horizontes de leche para los barcos que no conocen el naufragio.
Pasan por su lado como la quietud de los candiles en su atardecer. Su cuaderno es tu cuaderno, y la sombra de su palabra, tendrá la misma muerte que ayer, cuando amanezca, si es que amanece.

2 comentarios:

Wev dijo...

De madrugada, en ese espacio suspenso, donde nadie mira a nadie, donde la quietud mueve las aceras. Brillo de noche, el tiempo se esponja y se estremece al compás de tus versos.
Bravo Paco.
Puedo perderme por tu extensa literatura. Sigues sorprendiendome.

javituu dijo...

Paco, no si recuerdas mis palabras, o incluso mi cara de admiracion, a tus palabras tan profundasm, k cada vez k las releeo me perforan mas en mis sentimientos.

este sabado, volveras a compartir palabras profundas y buenos recuerdos con muxos de tus antiguos alumnos. Yo, no podre asistir a este grandisimo evento. me duele muxisimo no poder estar allim, escuxandote, e incluso darte un gran abrazo!

cada vez k recuerdo tu despedida en clase de historia con el ferran, me derrumbo, y pienso k este año me uviera encantado tenerte en un asignatura de tres horas o mas a la semana, para poder escuxar y no parar de escuxarte.

se te exa mucho de menos! necesito oir tus palabras con tu tono de voz tan relajante i sentimental!

Javi!!