NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

31 marzo 2008

de CANCIÓN DEL ALMA

HALLAZGO


Estabas ahí, mucho antes del verso,
antes de mi estación de brumas.
Irrumpes en mi cuarto como luz
de grieta que dibuja puentes
de polvo en el aire.
Y habitas un instante de libros en la mesa,
el papel arrugado como un rostro de olvido,
la luz de las catedrales en la tarde
en que te siento cerca y quisiera acercarme,
abrir tus ojos limpios con un beso
y hacerte libro para los hombres.

No hay comentarios: