NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

23 mayo 2008

SI UN DON QUIJOTE


SI UN DON QUIJOTE

Como si un quijote resucitara de su esquela y su esquela leyera entre arena muerta de un desierto, sería de la muerte el caballero; de la mancha sus estrellas y sus campos de trigo bajo el rojo de un espejo. Miraría con las manos, lloraría con su voz y sería entre los libros arrinconado caballero de la idea, locura de pez espada atrapado en una red. Volvería al polvo calamar del pergamino, al papel, tal vez, de las raíces, y dejaría a Cervantes, su escudero, la voz callada para siempre olvido.

No hay comentarios: