NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

16 junio 2008

POEMITA

Y entonces
llegamos a viejo,
y ya sabes, o no...
tú no puedes saber
cómo llegamos a viejo.
Apenas si yo puedo,
ya viejo,
entender
cómo fui tan joven a mis ojos.

No hay comentarios: