NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

27 noviembre 2008

DE LA ESPERA

Y no sé muy bien si espero tu palabra
o el gesto mudo que viene contigo,
si la noche vendrá de trazos o de sombras.

Para construir nuevos muros me basta

saber de tu retorno tras la tarde.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque la espera sea eterna, mejor no esperar. Esa palabra que esperamos nunca la escucharemos. Nos queda la pureza del aire.

Sirena dijo...

Me encanta como escribes, eres literatura a flor de piel. Te sigo leyendo. Besotes!!