NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

09 noviembre 2008

En la vida,
como tiempos
hay dos tipos de hombres:
unos, los que lloran,
y otros, los que lloran también;
un tiempo que se aleja
y otro que es sombra del tiempo.

A unos los mató una piedra.
Otros mueren por entender
todo aquello que nunca debemos entender

Pero al final, como almas,
solo hay dos tipos de hombres;
unos, los que mueren,
y otros, los que mueren también.

No hay comentarios: