NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

28 abril 2009

TANTAS LUNAS COMO OTOÑOS

Tantas lunas como otoños
en las ramas de los árboles,
y los ojos reposados
en el viento de la noche,
en los versos acostados
como tránsito de lágrimas
sosegado en el templo de los ríos.
¡Oh! misterio de las horas,
lamento enajenado al olvido.