NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

15 septiembre 2009

INGENUIDAD

Y pensar salvar la humanidad con un canto,
del sueño de los molinos con un simple fuego;
sentir que para el amor vivimos entre reflejos
de instantes que son del agua como del tiempo.
Nacer como la mañana entre ropas tendidas,
Morir como luminosas estrellas
tan fugazmente contempladas,
pensar en salvar de la derrota
la fugacidad de los días.
Vestirnos de alma,
como pasajeros.

6 comentarios:

J. Gelas dijo...

pensar en salvar de la derrota
la fugacidad de los días.


Unas palabras geniales.

Anónimo dijo...

"Nacer como la mañana entre ropas tendidas,
Morir como luminosas estrellas"


Este fragmento me ha encantado!


Saludos!


Rebeka

Ana Rodríguez Fischer dijo...

Vestirnos de alma,
comopasajeros...

No sé por qué nos empeñamos en más, o a qué se nos obliga, en cualquier caso. Porque yo ya iría así por la vida: con elcorazón en la mano. Kisses!

Anónimo dijo...

Andar desnudo es con el tiempo más difícil; escoger las simientes, dilucidar pensamientos, a veces, imposible; si no fuera muchas veces por el alma de tus ropas que nos abriga generosamente desde tu ventana, labrador. Gracias, otra vez.

PACO dijo...

Gracias a todos por vuestras hermosísimas palabras, y más por el cariño y el espíritu que las unen. A J. Gelas por devolverme versos que me preguntan. A Rebeka que encuentra y sigue buscando. Un beso enorme. A Ana, palabras mayores, que tanto me ayuda a seguir aunque no lo crea. Tanto, tanto, que siempre me parecen pocos los versos que contruyo. Y, como no, a ese anónimo que completa con voz y ternura lo que yo solo escribo. En fin, gracias a todos, mi amistad eterna.
Paco

Anónimo dijo...

Nos desarmas constantemente Paco.
Carlos