NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

16 noviembre 2009

HAN LLEGADO NOTICIAS

Han llegado noticias del otoño
a las encinas viejas del camino,
buscadoras de abrigo

en la memoria cálida

de las sábanas de Agosto.

Han llegado noticias de una ciudad

cercada por los sueños de los otros

y un amasijo de hombres y mujeres

fatigados de olvido; como sombras

que huyen de las sombras sin destino.

Han llegado noticias de tus besos
y sigue en pie la casa que me cubre.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué sosiego tener noticias de estas palabras tan tuyas que nos cobijan las cada vez más largas noches de este invierno.

Pepe

Carlos dijo...

Bellas noticias sin duda

El pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

No parecen muy buenas noticias para el amante. Bellos versos, un poema redondo, lleno de música y significado.

Alguien siempre espera en tus poemas Paco. Alguien siempre mira al tiempo, quiero decir, al otoño, al invierno, el verano... Alguien siempre busca en el árbol, en el río, en el cielo, en la nieve, en el frío, la respuesta a la espera. Da la sensación de un dolor que es amargo pero en el que el poeta se hunde y, aveces, un dolor con el que parece disfrutar, dolor necesario, quizá, para sobrellevar la ausencia, como acicate para expresarla. Un dolor natural, fundido o compartido con la naturaleza, casi animista.

Lo que el poeta espera viene desde fuera. Esta vez es la ciudad cercada, en la que alguien duerme junto a los sueños que el poeta querría para si, junto a la soñadora añorada. En ese lugar cercado, los hombres han perdido el recuerdo de lo que fueron. Quizá el viento lleve hasta la casa que le cubre (que no la casa en donde vive, sino la casa-refugio. Provisional. No la casa en donde quisiese su hogar.) el sueño ansiado en donde aparezcan juntos, de nuevo, porque, posiblemente, sea la única manera de saber... Y el sueño será palabra, carne, realidad

Un placer leerte Paco

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Es un honor estar en tu lista de blogs, Paco.
¡Gracias sinceras!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ana Rodríguez Fischer dijo...

Paco, si supieses lo fatigada que estoy... Pero también cuánto me animan tus palabras la estúpida sensación de pertenencia, aunque improbada y tan lejana...
Menos mal que otros... me relevan.
Kisses!

Anónimo dijo...

COMENTARIO DE ANA RODRIGUEZ
Paco, si supieses lo fatigada que estoy... Pero también cuánto me animan tus palabras la estúpida sensación de pertenencia, aunque improbada y tan lejana...
Menos mal que otros... me relevan.
Kisses!

Anónimo dijo...

COMENTARIO DEL POBRECITO HABLADOR

Es un honor estar en tu lista de blogs, Paco.
¡Gracias sinceras!

Anónimo dijo...

COMENTARIO DEL POBRECITO HABLADOR DEL SIGLO XXI
No parecen muy buenas noticias para el amante. Bellos versos, un poema redondo, lleno de música y significado.

Alguien siempre espera en tus poemas Paco. Alguien siempre mira al tiempo, quiero decir, al otoño, al invierno, el verano... Alguien siempre busca en el árbol, en el río, en el cielo, en la nieve, en el frío, la respuesta a la espera. Da la sensación de un dolor que es amargo pero en el que el poeta se hunde y, aveces, un dolor con el que parece disfrutar, dolor necesario, quizá, para sobrellevar la ausencia, como acicate para expresarla. Un dolor natural, fundido o compartido con la naturaleza, casi animista.

Lo que el poeta espera viene desde fuera. Esta vez es la ciudad cercada, en la que alguien duerme junto a los sueños que el poeta querría para si, junto a la soñadora añorada. En ese lugar cercado, los hombres han perdido el recuerdo de lo que fueron. Quizá el viento lleve hasta la casa que le cubre (que no la casa en donde vive, sino la casa-refugio. Provisional. No la casa en donde quisiese su hogar.) el sueño ansiado en donde aparezcan juntos, de nuevo, porque, posiblemente, sea la única manera de saber... Y el sueño será palabra, carne, realidad

Un placer leerte Paco

Anónimo dijo...

COMENTARIO DE CARLOS FRUTOS
Bellas noticias sin duda

Anónimo dijo...

COMENTARIO DE PEPE
Qué sosiego tener noticias de estas palabras tan tuyas que nos cobijan las cada vez más largas noches de este invierno.

Pepe