NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

10 diciembre 2009

EL INCENDIO

Esa hoguera que veis sobre el cerro oscuro,
esas lenguas que apresan las estrellas
de esta derrumbada noche,
¡no se llevarán la espera!
Esos vientos que agitan las pasiones,
que arrebatan los gritos a la siega
de estos campos solitarios,
¡no se llevarán la espera!
Ni cuellos de intemperie entre los muros,
ni furias que coseche entre las llamas,
borrarán la mirada de los vivos
ojos que consuelan mi mirada.
Nada destruye un reino sino la frágil
ternura de tus besos.
Todo será ceniza mañana.

4 comentarios:

Ana Rodríguez Fischer dijo...

Paco, por qué de repente tanta negación si tu poesía siempre era vida.
Ay!

Eastriver dijo...

Paco, sí que sorprenden un poco estos textos de ahora. A mí me encantan porque me encanta la ausencia de retórica, de cualquier retórica. Yo no lo percibo tan negativo como Ana. Es aceptación pero a la vez impulso. A veces es necesario destruir para poder crear luego.
Pero de todos los poemas tuyos yo prefiero textos tan hermosos, tan vivos, tan inspirados como "Han llegado noticias" en que todo sigue en pie, donde la construcción ha terminado, la espera ha terminado y queda sólo tiempo para recoger.
Un abrazo.

Is@Hz dijo...

A mí me gusta que rezumen tristeza. Un beso Paco y gracias por seguir regalándonos palabras tan bellas.

PACO GÓMEZ dijo...

Amiga Ana,seguramente no he sabido escribir lo que quería, ya me pasa cuando escribo. No hay negación ni lamento sino valentía ante la vida.He modificado la puntuación para ver si así consigo mi propósito. Gracias a todos, sois maravillosos.
Paco