NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

17 diciembre 2009

QUE YO TAMBIÉN HE SITIADO LA VIDA

Que yo también he sitiado la vida
y yo también me busco cuando ando.
Soy pájaro del viento fugitivo,
embriagado de voz sueño mis días,
y embriagado de voz me iré cantando,
que yo también he sitiado la vida,
y contemplo sentado los balcones
que contemplan mi silencio acostado
a orillas de este mar de cicatrices.
Soy arena de duna, fugitivo,
asediado de amor sin tu presencia,
por la ausencia de amor, desconsolado
.

13 comentarios:

Susana dijo...

Te he resumido ya en la entrada anterior cuánto me ha gustado descubrir tu poesía. Pero releo ésta, la de hoy, y... llenaría la ventana por la que me asomo de 'hallazgos'. Apetece leerla lentamente, a solas o con un público pequeño, atento y dúctil. Sitiar la vida, claro, magnífica imagen y poderosa actitud. Embriagado de voz... no puede ser ninguna otra cosa un poeta / gran amante de la poesía. Ese silencio acostado tuyo hace girarse a la duna en su huida para atender a su arena.

Fantástico, de veras.
Un abrazo.

Ana Rodríguez Fischer dijo...

Y este poema me parece un apéndice excelente, la voz igual de alquitara, y e sentir desnudo.
Un beso, Paco!

Eastriver dijo...

Ya sé que no procede pero mi curiosidad me lleva a preguntarme por la periodización de tu poesía. Nada, que lo que interesa a pocos va y resulta que nos interesa a nosotros, filólogos fatalmente. Saber si este poema extraordinario pertenece a una época concreta, si es antiguo, si es reciente.

Porque lo que puedo hacer, y es mucho, es leerlo, y entrar mañana y volver a leerlo, y pasearme por los versos reconociéndome en ellos, que es la tarea de la gran poesía (mejor, quise decir de los poetas, pero las fronteras ya sabes que en eso y casi todo acaban por se muy discutidas). Pero me queda otra cosa que me encantaría poder hacer: saber si este poema va antes que el anterior, a qué corpus pertenece, apoyarme en ello para mejor interpretarlo. ¿Y por qué no limitarme a sentirlo? LO hago, Paco, tú sabes. Pero la tarea filológica es también tarea apasionada, porque clarifica límites y alcances.

Da igual. Gran poema, Paco, extraordinario, y eso es lo que importa.

PACO GÓMEZ dijo...

Querida Susana yo sí que estoy en deuda contigo, cada vez resulta más difícil hallar sorpresas en el mundo del arte y gracias a tu bitácora encontré una canción en la que me emocioné como hacía tiempo que no lo hacía. Un abrazo.

Amiga Ana, quizá me repita demasiado, pero es que no te imaginas lo importante que para mí son tus palabras. Hace tiempo te conté que me encontraba en un momento poético en el que se trataba de adentrarse en un terreno escabroso y complicado de la búsqueda. Después del DIARIO DE LAS HORAS MUERTAS he escrito dos poemarios. Los dos, aunque bellos, no aportan nada nuevo, por eso no salen a la luz. Ahora es diferente, de ellos nace LA ESPERA. Bien es cierto que no he dudado en lanzarme y caminar sobre la cuerda del funambulista, pero no es emenos cieto que sin tus palabras no tendría la sensación de que lo estoy consiguiendo. Un fuerte abrazo.

Amigo Ramón. Este poema está escrito hace muy pocos días (mejor digamos terminado). Todos los poemas que muestro en el cuaderno forman parte de un poemario que se llama LA ESPERA y que estoy elaborando. No todos aparecerán en el libro pero sí forman parte de la labor. LA ESPERA se concibe como una unidad y por lo tanto todos los poemas están encontrando su sitio y su espacio en la gran página en blanco que es un poemario. La disposición de los poemas acabará por darle el cuerpo necesario. Tengo la sensación de que no queda mucho para que dé concluído el poemario pero no puedo asegurarlo. Escribo mucho, trabajo mucho, y los poemas que voy mostrando son actuales. En la gran mayoría hay versos que quitar y adjetivos que cambiar, construcciones que variar; en fin, que creo que muchos poemas pueden mejorar porque, aunque me satisfacen,(por eso los muestro), pueden ser mejores. Mi suerte fue hallar un titulo como LA ESPERA. Interminable, inagotable, infinito, al que debo dar fin. Ahí me siento dueño, no del verso, pero sí de la pasión que me da la vida, y la euforia de sentirme vivo para contar.Tan cercano a los hombres. Necesito tiempo. Un abrazo.

Isabel Martínez dijo...

Querido Paco, yo siento este poema, me atraviesa y me emociona. Con eso me basta. Para mí, resulta imposible comentar un poema. O lo siento o no lo siento. Y los tuyos los siento.

Me alegro de tus proyectos y de que estos poemas de "La Espera" vayan avanzados. Así no esperaremos mucho para degustarte.

Un abrazo, poeta.

Is@Hz dijo...

¡Emocionante!
Gracias, Paco.
Lo he leído varias veces y me remueve el alma...

Carlos dijo...

Paco hace tiempo que nos estas desarmando con tus palabras. En mi caso y creo que en el de la mayoría de los seguidores de tu obra, ya no encontramos adjetivos de admiración con los que responder ante tantas sensaciones. Simplemente te leemos y releemos.Nunca me he considerado un buen lector de poesía, pero he de reconocer que tu obra me transmite sensaciones y eso debe ser lo importante.Parece que estas en un buen momento creativo, porque últimamente no nos das respiro y eso me alegra mucho amigo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Queridos Reyes Magos, cada uno con su deseo, el mio: prosperidad para la poesía, que con su canción une al sentimiento humano, que tanta falta nos hace. Para muestra un botón.
Gracias.

Un hombre sin apellido

Anónimo dijo...

Qué bonito!
Tan dulce y tan sentido.
Lo disfruté.

Saluti

NINA dijo...

PS: salió Anónimo, pero su NINA!!!

joan carles dijo...

Paco...eres grande¡¡¡

jose luis dijo...

Me despista la última coma...

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

era yo,