NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

08 abril 2010

ASOMBRO

La armonía del viento rompe voces
como la muerte rompe esperas,
y en esta calle,
donde sueñan los tiestos con la tierra,
alzo al cielo los ojos para verme,
para alcanzar el llanto de las gárgolas
tras la lluvia.

Donde la voz es música del agua
nace también la ortiga,
y la hoja rota y el tropiezo del alma
conocen del mar cada noche oscura.

3 comentarios:

NINA dijo...

Asombrada estoy yo.
Releido varias veces y no lo pesco...
ya sabemos que lo que menos soy es experta en poesía ni muuuucho menos!
Perdón. Me siento un poco tonta no entendiendo el hilo...

Baci..

Anónimo dijo...

Yo siento la sinfonía d un conjunto de elementos que engrandece y significa a los más pequeños, incluso a la hoja rota y a nosotros mismos. Qué luz! ahí queda

J. Gelas dijo...

¡Qué evocador, Paco! Tus versos son una fuente de inspiración para mi día a día. Sigo entrenando al poeta que todos llevamos dentro para algún día poder salir a la calle y gritar que mi esfuerzo mereció la pena. Adoro la literatura. De aquí a pocos días actualizaré mi blog porque últimamente he tenido mucha faena. ya te avisaré. Un abrazo, maestro.