NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

18 enero 2011

RECUERDO

Hoy el humo dibuja oscuridades,
salamandras de nube en esta noche
tan desnuda que arrecia sin misterio.

He cerrado sin punto el libro,
como un apeadero que se olvida
para no abandonarlo nunca;
es el miedo.
(Aún sostengo el ahogo de tus ojos,
la mano recostada en mi hombro
declamando que así era la vida)
A lo lejos se escuchan los torrentes renacidos
con las últimas lluvias, los arpegios
de la brisa en el muelle de la calma,
como en aquellos días de agosto
tumbados en las gárgolas del cielo,
sobre las viejas tejas de la dársena.

No es delirio, mi viejo amigo,
que se dibuje el tiempo sobre el tiempo,
que en esta negra noche de sombra única,
despierte en la espesura de estos bosques
la eterna silueta del árbol solitario

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Paco.

Un abrazo,

Pepe

Ana Rodríguez Fischer dijo...

PACO, SIGUES SIENDO UN GRANDE.
No es delirio, amigo.
Gracias!

paco dijo...

¡Qué felicidad teneros como amigos!¡Qué suerte!
Os abrazo.
Paco

Is@Hz dijo...

Como siempre es un placer leer tu poesía, Paco. A veces me cuesta entenderte, pero siempre me despierta sensaciones muy profundas, aunque no sepa encontrar las palabras para expresarlo.
Un beso.

Anónimo dijo...

Gracias por compartir este preciado tesoro con el mundo!
Es necesario que exista este lugar, ahora que todo ha perdido su rumbo, al menos tu nos mantienes en pie.

Muchos besos

Ms. Frutos dijo...

Paco te envío un beso muy grande. Yo que también llego tarde me pongo contenta siempre que sé de ti. Que sepas que siempre te leo.
Anabel