NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

19 diciembre 2011

NUEVOS DILUVIOS

Diluvio de naufragios,
de vientres como arquetas de grano
trillado por odios en la era.
Diluvia calaveras de las mieses
en los terrenos arrasados
por la quema y la lentitud;
Diluvia muchedumbres desquiciadas,
en las horas del sueño,
en el alma de la sombra de un arca
varada a la orilla de la tragedia.

Diluvio de sequías y tormentas
que arramblan de la tierra vanidades
y amansan esperanzas del haya.
Diluvia sueños desgranados
como esquelas de un río
en los tristes guijarros de la ausencia.
Diluvia sin más grito que la cárcel
de una aldaba en el cuello de la tarde.

Y yo en este aposento de cristiano,
en este incendio de escaleras
mientras urgen afuera las palabras.

5 comentarios:

Is@Hz dijo...

Quisiera yo volver del revés esas palabras y crear un poema de esperanzas. ¡Ay, si pudiera...!
Arte puro, pero duele.
Un abrazo.

Is@Hz dijo...

Quisiera yo volver del revés esas palabras y crear un poema de esperanzas. ¡Ay, si pudiera...!
Arte puro, pero duele.
Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Como dice Is@Hz, duele, duele mucho, aunque sea precioso.
Paco, amigo, recibe un abrazo grandísimo y mis mejores deseos para ti y los tuyos en el 2012.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Paco, ¿estás ahí?

PACO GÓMEZ dijo...

Sí, amigo, sigo aquí, cada vez más cercano a todos vosotros.
Paco