NADA MUERE CONTRA LOS ARRECIFES DEL ALMA

14 julio 2017



 De DILUVIOS

Quiero sembrar de peces el sueño de los panes
y amansar de las acequias las furias del diluvio.
Quiero en el insidioso umbral de los desmanes
sumir en el canto las lágrima del derrubio.

Y dejar a cada instante un hielo enardecido
de amor infatigable al corazón del fruto.
Dejar la armonía del llanto al recién nacido
y un lunar de inocencia en el alma del bruto.

Quiero de mi canto zurcir el canto del ave
y tomar equipaje en el paisaje del verso,
mudar mi canto humano en tu silencio grave
y ser el guardián de la rima en tu universo.

Baste con la vencida soledad del guijarro
en mis manos consagradas ahora a la vida.
Me basta con la mínima libertad del barro
que impregna por mis venas curándome la herida.

1 comentario:

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dijo...

Paco, a mi me basta tu Cuaderno del Mendigo, tus poemas, tu voz nueva.

Sentí no haber podido acompañarte en la presentación del libro que muestras en el blog, y a la que muy amablemente me invitaste.

Celebro con gozo tu reentré. Hoy tengo un motivo más para estar feliz y dar por bueno el día

¡Abrazos, Paco !